Entrevista a Luciano García, Diputado 2º de la Junta de Gobierno del ICABJ, encargado del Turno de Oficio

0

El lunes 13 de julio tiene lugar la celebración del Día del Turno de Oficio. Una fecha señalada para los más de 80 Colegios de Abogados implantados en el territorio español y que, en el caso de Jerez, incluye una Jornada de Puertas Abiertas.

La también denominada Justicia Gratuita es un derecho básico recogido en la Constitución Española. Es en 1996 cuando se aprueba la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita y, desde ese momento, cuando se atribuye a los Colegios de Abogados la facultad para organizar en cada sede lo que conocemos como Turno de Oficio. Unos servicios financiados por la Junta de Andalucía.

 El letrado Luciano García, miembro de la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Jerez y encargado del Turno de Oficio en el órgano colegial, amplía detalles sobre estas prestaciones, derechos y servicios.

 

 Pregunta: ¿Cuántos letrados prestan en la actualidad este servicio desde el ICABJ?

Respuesta: A día de hoy son 254 compañeros inscritos, lo que supone el 52% del censo colegial. Están divididos en cinco turnos de carácter general (Civil, Penal, Social, Contencioso Administrativo y Familia) y otros tres turnos con carácter especial (Violencia de Género, Extranjería y Menores).

 

P.: Si hacemos un ranking ¿qué tipo de casos y en qué porcentaje y orden son los tratados de manera mayoritaria, a través de este servicio gratuito, desde el ICABJ?

R.: Fundamentalmente son los correspondientes a asuntos Civiles, de Familia y los procedimientos Penales. En concreto, de los casi 7.000 expedientes de Justicia Gratuita tramitados en 2013 y los más de 7.500 de 2014, las designaciones en asuntos de Familia suponen las de mayor peso, dentro del total tratado desde el Colegio.

De otro lado, los englobados en materias Civil y Penal han mantenido el mismo volumen en ese período, decreciendo en lo referente a la Jurisdicción Social. Esto puede traducirse en que los procedimientos iniciados entre trabajadores y empresarios pueden haber ‘tocado fondo’, o que los trabajadores hayan acudido a sindicatos y otras organizaciones para su resolución.

Por último, prácticamente han desaparecido aquellos procedimientos correspondientes a la materia de Extranjería. El resto, Menores, Contencioso Administrativo y Violencia de Género han mantenido sus cotas. Especial mención merece la disposición diaria, durante todo el año, de dos abogados en ésta última materia: uno para atender para la persona detenida o imputada y otro para la persona perjudicada.

 

P.: ¿Cuántos casos llevan atendidos en lo que va de año, aplicando la Justicia Gratuita? ¿Ha descendido o aumentado la demanda de este servicio con respecto al anterior ejercicio? ¿En qué porcentaje?

R.: Teniendo en cuenta los datos de 2014, y la tendencia observada durante el primer semestre de 2015, acusando incrementos mes a mes, es muy probable que la Asistencia Jurídica Gratuita durante el presente ejercicio supere a la del año anterior.

 

P.: Desde el sector de la abogacía han manifestado en numerosas ocasiones el descenso en la inversión de la Justicia Gratuita. ¿Qué valoración hacen a día de hoy en este sentido?

R.: Es cierto que este asunto ha sido tradicionalmente ‘la batalla’ de los colegios de abogados con las administraciones competentes, en este caso unas competencias cedidas a las comunidades autónomas. En este sentido, la principal reivindicación no ha sido el aumento de las retribuciones a los abogados por este concepto, a pesar de entender que no son las adecuadas y teniendo en cuenta que son inferiores a las fijadas en otras comunidades. Sí se reclama la puntualidad en dichos pagos, pidiendo el establecimiento de un calendario de previsión de estos ingresos.

Ahora bien, el actual Consejero de Justicia, ha venido a establecer una cierta normalidad en el pago. A modo de ejemplo, contamos con el compromiso de liquidar antes de finalizar el mes de julio, el pago del primer trimestre.

Hay que recordar que la asistencia Jurídica Gratuita se articula en un procedimiento que descansa en los colegios, y es su personal quien recibe al beneficiario y tramita el procedimiento, hasta que es finalmente la Administración la que reconoce ese derecho. Por ello, no podemos pasar por alto una reivindicación histórica por parte de los Colegios de Abogados: que esa actuación sea retribuida de una forma correcta.

 

P.: Según la Junta de Andalucía, a pesar de lo recaudado por el Ministerio de Justicia (33 millones de euros en Andalucía en el anterior ejercicio en concepto de tasas judiciales), el Gobierno Central no respalda el sostenimiento de un servicio esencial para la ciudadanía andaluza (más de 300.000 personas se benefician al año en Andalucía de la asistencia jurídica gratuita).

R.: La aprobación de la Ley de Tasas supuso una decepción, fundamentalmente porque significó la imposibilidad para muchos ciudadanos de acceder a un derecho fundamental como es la Tutela Judicial Efectiva. En ocasiones se trataba de tasas que no guardaban correlación alguna con el propio contenido de la pretensión que el  ciudadano quería realizar frente a los órganos jurisdiccionales. Uno de los motivos que, por parte de la Administración Central, se ‘vendió’ a los efectos de justificar la aprobación de la Ley de Tasas era que la recaudación obtenida con cargo a la propia obligación de la norma podría tener unos efectos positivos en el propio sistema de Justicia Gratuita. Aunque la verdad es que, después de que la Ley haya quedado parcialmente sin efecto, en lo que a personas físicas se refiere, las cantidades recaudadas no han tenido una repercusión directa en la Justicia Gratuita. No ha habido un trasvase de esos fondos a las Comunidades Autónomas, que tienen las competencias en este sentido. Por ello la aplicación de la Ley de Tasas no ha supuesto ningún beneficio.

 

P.: ¿Qué mensaje desea trasladar el ICABJ en cuanto al servicio de la Justicia Gratuita, con motivo de la jornada que lo conmemora?

R.: Se trata de uno de los elementos esenciales de cualquier comunidad. Jerez tiene la suerte de contar con un Colegio de Abogados propio, con antigüedad, calidad y prestigio suficientes a la hora de prestar el servicio de Asistencia Jurídica Gratuita. Deseamos que los ciudadanos acudan a este Colegio cada vez que tengan un problema de naturaleza legal que requiera la asistencia de un letrado, siempre y cuando carezcan de recursos económicos. Pueden tener la certeza y tranquilidad de que todos y cada uno de los letrados que prestan este servicio cuentan con los requisitos, experiencia y formación para llevar a cabo esta importante labor.

Compartir

Comentarios cerrados.