Las nuevas tecnologías e Internet disparan la aparición de nuevos delitos

0

• El Colegio de Abogados de Jerez celebra un curso de formación para que los abogados estén al día de las novedades tras la reforma del Código Penal y el importante impacto de las nuevas tecnologías.

• “Las nuevas tecnologías se están introduciendo como prueba dentro del procedimiento penal y se está fundiendo la delincuencia informática con el resto de delincuencia”.

El Ilustre Colegio de Abogados –ICAB- de Jerez celebró en la tarde de ayer el curso ‘Importantes novedades tras la Reforma del Código Penal’ (Ley Orgánica 1/2015), con especial consideración a los nuevos delitos.

A las cinco de la tarde dio comienzo esta jornada formativa en el salón de actos de la sede colegial, con la bienvenida y presentación del decano del Colegio de Abogados jerezano, Marcos Camacho, quien inauguró el curso junto a la responsable de Formación de la Junta de Gobierno de la institución, Inmaculada Delgado.

La primera ponencia estuvo a cargo de la Fiscal Delegada de Violencia sobre la mujer de Cádiz, Lorena Montero, quien centró su intervención en ‘La agravante de género y las nuevas modalidades del quebrantamiento de condena’.
La fiscal manifestó que desde la aplicación del agravante de género, se implanta en nuestro derecho el convenio de Estambul, “lo que significa un enorme progreso en la regulación”, relacionando además estas novedades, que están por desarrollar, con las medidas adoptadas con el Pacto de Estado Contra la Violencia de Género, así como se refirió concretamente a los nuevos delitos de quebrantamiento con la reforma del Código Penal. “No todo está escrito –comentó-, son delitos cuya andadura ha empezado hace muy poco, por tanto están pendiente de desarrollar”.

Seguidamente, fue el Fiscal perteneciente a la Fiscalía de Área de Jerez, Rafael Payá, quien tomó la palabra, enfocando su ponencia en los siguientes asuntos: ‘Delitos de descubrimiento y revelación de secreto. Problemática que se plantea en relación a la prueba cuando se cometen mediante las nuevas tecnologías’.

El fiscal se refirió a la influencia que las nuevas tecnologías tienen en estas figuras delictivas, en el descubrimiento y revelación de secretos, en daños informáticos, “y cómo se introducen esas nuevas tecnologías –dijo- como prueba dentro de un procedimiento penal. Considero que es muy útil y es necesario que haya una actualización constante en la formación, porque la jurisprudencia viene innovando, introduciendo nuevos elementos y nuevos criterios día a día”.

“Quizás lo más relevante hoy en día es que nos encontramos con la aportación de pruebas en juicios de pantallazos, de impresiones de Whatsapp, de Facebook, de redes sociales…”, detallando qué valor pueden tener, “si una mera impresión puede tener valor de prueba o no, toda la utilización de software espía, espionaje de empresas, entre personas, etc”.

En este sentido, puso de relieve que “va mucho más rápido la realidad que lo que es capaz de ajustarse nuestra jurisprudencia, con lo cual, la formación constante es muy útil. Es necesario ir adaptándose lo más rápido posible”.
Respecto al incremento de los nuevos delitos a causa de las nuevas tecnologías, el fiscal afirmó que es “enorme”, haciendo hincapié en que “en los últimos años se está fundiendo la delincuencia informática con el resto de delincuencia, de manera que figuras que hasta ahora sólo se cometían de manera física, ahora se hacen a través de medios tecnológicos”.

La tercera y última ponencia estuvo a cargo del presidente de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cádiz, Manuel Grosso, quien abordó temas tan concretos y de actualidad como el ‘Nuevo delito de acoso y el delito de ‘sexting’. Actuales criterios jurisprudenciales’.

El presidente de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cádiz abordó dos nuevas figuras delictivas, el de acoso o ‘stalking’, y el delito de revelación de secreto del artículo 197.7 del Código Penal, también conocido como  ‘sexting’. Este último -aclaró-, aún está a falta de una doctrina jurisprudencial clara, aunque se están dando a diario.

Igualmente, incidió en elementos como la vía de obtención, la difusión, los terceros que ayudan a la viralización y su responsabilidad, destacando además delitos como el ‘stalking’, “que engloba una diversidad de conductas que buscan la alteración de la vida de la víctima. Esa alteración es un elemento fundamental y las acusaciones deben acreditarla para evitar absoluciones”.

En cuanto a las modalidades, fue desgranando todos los supuestos del artículo 172 ter y la casuística. Analizó, asimismo, la complejidad del encaje de este nuevo delito y sus penas en relación con otras figuras similares como las coacciones, amenazas, entre otras.

Compartir

Comentarios cerrados.