“Son necesarias políticas de apoyo para el cuidado de los niños y mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar”

0

#8M2021 Testimonio de las Diputadas de la Junta de Gobierno de ICAB Jerez

MARÍA FERNÁNDEZ-GAO BURGUILLOS – BIBLIOTECARIA

¿Considera oportuno y necesario celebrar el Día Internacional de la Mujer?

En nuestra sociedad creo que la celebración de este día es innecesaria, sobre todo por el cariz que ha tomado en los últimos tiempos. Creo que, aunque sigue existiendo discriminación de la mujer en muchos ámbitos, las principales diferencias y discriminaciones tienen un marcado origen socioeconómico que no viene a combatirse o paliarse con celebraciones de este tipo, y mucho menos con manifestaciones feministas basadas fundamentalmente en ideologías políticas que nada tienen que ver con el problema de fondo y que en realidad no vienen a solucionar las discriminaciones ni sus orígenes.

¿Qué reivindicaciones cree necesarias para mejorar el papel de la mujer en la sociedad?

Como he dicho antes, creo que el problema de la discriminación de la mujer tiene un origen educacional, desgraciadamente con claras diferencias según el estrato socioeconómico por lo general. Por ello, creo que las acciones que deben realizarse para mejorar el papel de la mujer deben ir dirigidas a la mejora educativa y apoyo laboral y económico en los ámbitos en los que se vienen produciendo más acusadamente esas diferencias y discriminaciones.

 ¿Alguna vez se ha visto discriminada por ser mujer en el ejercicio de su profesión?

En mi caso particular no me he visto discriminada en mi profesión por ser mujer. La verdad es que no he encontrado trabas ni a la hora de estudiar ni de trabajar.

Si ha habido alguna situación en la que se haya cuestionado algo por mi condición de mujer, ha sido sin importancia y no lo he tenido en cuenta, que creo que es lo mejor que puede hacerse ante las necedades.

Como anécdota puedo contar aquella vez que un cliente, después de varias conversaciones y estudio de documentación de su caso, me preguntó que si “nosotros llevaremos a un abogado al juicio”. Yo, será por mi carácter, ni me ofendí ni me enfadé, aunque le trasladé con mucha ironía que si le parecía bien que le defendiese yo como abogada o si prefería buscar a otro. Decir que, del resultado del pleito no me acuerdo, pero le defendí yo y no volvió a cuestionar mi labor ni hacer preguntas ridículas.

¿Qué medidas y políticas cree necesario llevar a cabo para conseguir una efectiva igualdad profesional de la mujer?

Como he indicado anteriormente, creo que las medidas deben dirigirse a la raíz del problema, a la educación de los más jóvenes, para que desde niños no hagan discriminaciones por sexos.

Aparte de eso, para ayudar al acceso al trabajo y una mayor implicación profesional de la mujer creo que son necesarias políticas de apoyo para el cuidado de los niños y mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar. Creo que la mayoría de las veces las trabas e impedimentos para acceder al mercado de trabajo y la dedicación al mismo está en la necesidad del cuidado y atención de los hijos, lo cual, a la hora de decidir a quién corresponde en la unidad familiar suele recaer en la mujer, por imposición de la sociedad, cultura educacional y por el propio carácter de las mujeres, por lo que facilitar la contratación de guarderías o personas que atiendan esas necesidades, así como una flexibilización de la jornada laboral para poder compaginar la vida familiar con el trabajo es fundamental, tanto para mujeres como para hombres.

Desde su posición en la Junta de Gobierno de este Ilustre Colegio de Abogados, ¿qué medidas cree conveniente impulsar o implantar para mejorar el ejercicio de la mujer Letrada?

Creo que con la principal dificultad que nos encontramos las mujeres abogadas en el ejercicio de nuestra profesión la encontramos a la hora de tener hijos, pues no se suspenden plazos ni vistas cuando nos encontramos con dificultades en el embarazo, en el parto, postparto o lactancia.

Ya se ha hecho famoso el caso del año pasado en el que a una compañera se le denegó la suspensión de una vista señalada en fecha muy próxima al parto, y, desgraciadamente es lo que habitualmente nos pasa. De hecho, conozco algún caso de romper aguas en el Juzgado, y yo misma he estado trabajando hasta justo antes de nacer mis dos hijas, y he celebrado juicio pocos días después de haber dado a luz, a lo que hay que unir las necesidades de un bebé lactante.

Ante esa problemática creo que es importante conseguir, sino un cambio legislativo –que sería lo deseable-, al menos un protocolo de actuación por parte de los Juzgados que permita suspender vistas y plazos en las fechas previas al alumbramiento y el postparto, así como en caso de complicaciones del embarazo, a fin de que las mujeres Letradas puedan compatibilizar su trabajo con tener hijos.

Compartir

Comentarios cerrados.